domingo, 22 de mayo de 2011

Il viaggio della vita


Hacía tiempo que no viajaban, ni siquiera ahora, se lo habían propuesto.

Se encontraron en el viaje por sorpresa, y se encontraban tan a gusto que no querían que acabase. A veces sin embargo, tenían que pasar por algunos caminos muy frondosos y no tenían mucha experiencia de cómo atravesarlos. Normalmente no se lo pensaban mucho y con su sentido común y sexto sentido podían superar todos los obstáculos.

Cada pueblo, cada camino que iban descubriendo era un reto para ellos. Tenían miedo de equivocarse y de perderse, no llevaban brújula. Se dejaban guiar por su corazón, pero a veces también tenían que ser muy pragmáticos.

De momento el transcurso del viaje era tranquilo, apasionante, divertido, misterioso y dulce, muy dulce. No tenían prisa para llegar al final, aprendían el uno del otro y esto les estimulaba aún más para continuar.

Parece que este viaje de retorno a los orígenes les está sorprendiendo más de lo que se podían pensar, siguen adelante, siguen soñando ...

2 comentarios:

Igor dijo...

Ah... El camino es lo importante. Eso decían en las leyendas artúricas.
Y mi pregunta es. ¿Este texto es el arranque de un camino?
Salut.

Soldorient dijo...

Si Igor, un camino compartido, con mucha magia, sin miedos,sin prisas, explorando todos los rincones...lo importante no es donde acaba sino cómo se vive el viaje...
Right??

Saluts
Sol