miércoles, 15 de junio de 2011

A dream in the sofa

















Se habían decidido, querían continuar el viaje juntos.

Para ellos era un viaje diferente, este era el "viaje", estaban seguros.

Nada les impediría continuar, no podrían ni los fantasmas del pasado ni los monstruos del presente.

Su magia era demasiado fuerte para que se debilitara por culpa de historias vividas, que estaban ya muertas.

Sus cimientos eran muy sólidos, estaban bien diseñados.

Las medidas exactas, el tiempo necesario para que los materiales se consolidaran.

Y sobre todo un buen plano, con las dimensiones bien precisas, para que sea un proyecto viable y seguro.

2 comentarios:

Gregori Samsa dijo...

Totes les condicions són necessàries però, ah! la màgia és imprescindible

a reveure

Lila Biscia dijo...

la arquitectura de buenos momentos...
beso