domingo, 6 de marzo de 2011

Me devora tu ausencia

Me devora el vacío que has dejado,
mis labios te buscan en la oscuridad de mi cama,
el recuerdo de tu olor provoca una sensación de falsa felicidad,
lloro tu ausencia sin lágrimas,
he vuelto a perderte, quizás nunca te tuve.
Ni un solo rastro de rencor llena mi corazón,
te entiendo, te comprendo,
deseo que te encuentres, no sin antes darte las gracias,
gracias por aquellos desayunos al amanecer llenos de mermelada y café amargo,
gracias por aquellas caricias inesperadas y pellizcos tan deseados,
gracias.

4 comentarios:

Igor dijo...

Me han gustado dos cosas: la sinceridad que hay detrás del poema y el tono, sin amarguras ni reproches. Sin mentiras ni falsedad. Eso va caro.
Saludos.

Gregori Samsa dijo...

Mai acabem de tenir del tot a ningú
mai els acabem de perdre
em sembla a mi, vaja

TORO SALVAJE dijo...

Te dejó un buen recuerdo.
Eres muy agradecida.
Eso está bien.

Besos.

X-C dijo...

No me des las gracias, no lo hice por ti, necesitaba descansar de aquella bruja, necesitaba sentirme querido otra vez. Ahora estoy en casa, ya están todos acostados, solo tengo tu recuerdo.