martes, 25 de enero de 2011

Vivir de espaldas a ella

 
La muerte, tan venerada en otros países, le hemos perdido el valor, vivimos escondiendo tal inevitable situación en la vida.
Escondemos a los muertos, eso sí, los enterramos en cajas decoradas y pagamos un trozo de tierra para que yazcan sus huesos.
Vivimos pero parece que no morimos. Estamos extasiados con la vida, no nos importa si nos estamos jodiendo el momento de morir.
Por qué nos empeñamos en alargar la vida, a un cuerpo ya sin más piezas de recambio.
Aquella señora de 96 años, lleva 3 semanas preparándose para morir, su cuerpo ya no puede más. Pero sus hijas no la dejan morir tranquilamente en su casa, y aun le han puesto un antidepresivo porque ha claudicado (coño se está muriendo!, nadie lanza cohetes en tal tesitura). Ella no quiere comer, sólo necesita estar en su casa, con los suyos, con los que están y con los recuerdos de los que se fueron.
Pero, lo siento Sra., no la dejaran morir en paz. Sus hijas no quieren que se muera, no han estado educadas, como  usted lo fue.  En su pueblo se moría en paz, en su cama, arropado. Esperando que viniera la de la hoz a buscarla, sin resistirse, sin sufrir tampoco. Ahora nos morimos en un sitio aséptico, sin el calor de su hogar, con olores a desinfectantes y sin intimidad.

4 comentarios:

Lale Mur. dijo...

Bon dia, Sol.
És un tema que m'ha fet pensar. Tens tota la raó dient-ho, tot i que és un tema bastant complicat. Igual, les filles no volen que la seva mare les deixés. Tot i que ja és gran, per a una filla la mare sempre és mare, no? Doncs, no ho sé què pensar.
Moltes gràcies pel teu comentari al meu post, i gràcies per seguir-me. Et llegiré! Bon dia!

Gregori Samsa dijo...

Hòsti, tu
morir-se és xungo, però, com molt bé dius, ja que no hi ha més remei, que et deixin morir en pau. AMEN

Soldorient dijo...

Gràcies pels vostres comentaris!!!! sempre són enriquidors...en veiem ;)

TORO SALVAJE dijo...

Esta locura no tiene fin.
Qué sentido tiene alargar la vida a costa de lo que sea.
Lo último que quisiera es convertirme en una carga y sobre todo perder mi dignidad.
Yo no lo toleraré.

Saludos.